Archivos para tonigarcia.org

Sin título

Quiero llegar a ser el mejor ángel de la guarda, así debe empezar el cuento. ¡Qué queréis que os diga! Yo no lo veo claro, ese fondo de competitividad que se adivina en la frase, no es propia de un ser alado creado por Dios, libre de todo mal en su celestial existencia. Eso me bloquea. Un querubín así pensante, expresa un anhelo muy alejado de la razón de ser del compañero fiel, dedicado a obtener la felicidad de su protegido y desprovisto de otra ambición propia.

La única salida, pues, es que no sea un ángel. Tal vez un infiltrado enviado por el mismo Satanás, ideando el plan para ganarse la aprobación de los arcángeles, mientras secretamente conspira para traer a este mundo el reino de oscuridad de su señor; o puede que el mismo Lucifer, el ángel perfecto y hermoso que fue, antes de que su soberbia enojase a sus mentores y provocase la mayor guerra que han visto los cielos.

Sí, ese es buen argumento para un relato. Tal vez algún día lo escriba.

os vais

Sentir el cobijo, de mi hombro amigo,
saber que estás, sin importar dónde estás,
cruzar una mirada, y llegar a un alma,
escuchar tu risa, y comprender el chiste,
sentirte desnudo, y sentirte protegido,
conocer una vida, y querer saber más,
tener otro hogar, donde compartir y amar

y ahora os vais

y mi cuello queda cojo, tuerto y despistado
buscando un refugio que ya se ha esfumado

y duele saber que estás,
pero ¡estás tan lejos!
que yo siempre estaré aquí.

Si pierdes la mirada, te puedo imaginar
si quieres un amparo, venme a buscar

y esta alma queda impar,
sin tu sonrisa que atender
sin donde irse a desnudar
sin albergue en que guarecer

y ahora os vais

Riñas ejemplares

– La sencillez es la clave.
– ¡No puedo más! en el hastío me tienes con tus frases hechas y tus lugares comunes.
– ¿A qué viene eso, Marieta? Siempre creí que apreciabas mis consejos.
– Desearía, por una vez, sentir que hablo contigo… en lugar de con ese tratado de filosofías y refranes que has ido recolectando con los años.
– Escucho tus palabras, pero no llego a tus pensamientos; te veo enojada y se que no puede ser por mi, cuéntame qué ocurre.
– ¿Pero tu te oyes a ti mismo? ¿qué clase de evasiva es esta?
– Consejo de quien bien te quiere, escríbelo, aunque no lo apruebes.
– Déjalo, me voy.
– Sólo huimos de aquello que tememos, quédate y dime tu qué temes.
– Joaquín, nos conocemos hace demasiado tiempo, el momento para los formalismos ya pasó… y necesito que dejes de tratarme como si fuese una alumna de tus clases de superación personal, que olvides todo tu vocabulario habitual, tu sabiduría aprendida y me hables con la sinceridad con que un amigo habla a una amiga.

Entonces se hizo un silencio que duró un mundo y Joaquín, que había escuchado cabizbajo las últimas palabras de su amiga, levantó la vista.

– Marieta, te amo.

Y se fundieron en un cálido beso.

Algunos datos que chocan de Berlín

En la mayoría de sus amplios parques está permitido y practicado el nudismo, esta costumbre viene de los tiempos de la RDA en que se fomentaba la “Freikörperkultur”, que significa “Cultura del cuerpo libre”. No deja de chocar ir en el bus y ver a gente en bolas en un parque.

Beber en la calle está permitido, en el metro es normal encontrarse con chicos y chicas con su botella de cerveza en la mano. A pesar de ello, no se ven altercados o macrobotellones ruidosos, será que la normalidad le quita el aliciente.

En muchos bares se puede fumar. No estoy seguro, pero me pareció que es decisión del dueño en establecimientos que no sirven comida.

Aunque la recomendación oficial es no superar los 130 km/h, en aproximadamente el 50% del trazado de sus autopistas, no hay límites de velocidad.

Y a mi me queda la duda de si fue antes el huevo o la gallina, ¿son tan permisivos porque los alemanes son tranquilos y responsables? ¿o son años de educación más permisiva lo que les hace más responsables?

Abandonar a un guionista

Y así quedó el lápiz sobre el papel, esperando este relato. Y así quedó tu último adiós, huérfano y sin ser llorado. Sobrecogida el alma, paralizado el cuerpo. Zombi, inerte, ahogado en una desdicha por nadie aventurada. Se perdió en el recuerdo una historia, que hubiera necesitado ser contada, que por demasiado grande, no tuvo cabida en este espacio, que por tan real, colmó de angustia al escritor, quien debía sellarla.

Acostumbrado a relatar vidas ajenas, no tuvo hoy el papel quien le hablara y le mimara, y quedaste tú plantada, mirando a un memo frío, callado y solitario, esperando el avance de un guión que no avanzaba, esperando el desenlace de una historia ya acabada.

paella para 2

Vas andando por la Plaza Mayor y te aborda uno de esos comerciales de un restaurante. Te convence para que pidas la buenísima paella que hacen, que la tienen lista en 15 minutos. Bien, paella para 2, encargas.

Pasan 20 minutos y tu paella no llega, te quejas, se excusan. Pasa una hora, igual, se excusan.

Hora y cuarto después, aparece un camarero.

– Aquí tiene su factura, son 40€.

– Oiga, que mi paella no llegó – replicas.

– Eso háblelo con la cocina, yo soy de cobros y me debe usted 40€ de la paella que contrató. Pague o le inscribo en el registro de morosos.

Ridículo ¿no? Pues en este brete me hallo yo con Movistar.

El empleo

Al parecer fue espectacular la entrevista. La excitación de Jaime, jefe de personal, incluso aumentaba con las interrupciones de su compañero en la selección, el director internacional.

– ¡Basta! -corté– siéntese Jaime y cuénteme lo sucedido.

Tras escuchar sus explicaciones, no cabía duda: Fernando Borges era nuestro hombre.

Nunca estuvo tan seguro Fernando como aquella mañana: meses investigando la empresa, seguimientos a candidatos previos, escuchas; sabía perfectamente lo que querían, y se lo iba a dar.

– Seré claro, pues necesito su colaboración – el inspector me miraba fijamente – investigamos a su director en Shangai por la desaparición de otros siete candidatos.

+ cambio de hora = esto

muchos años ya repitiéndonos, si ¿a qué viene esta amnesia anual?

sabemos que cambian la hora, bien, sabemos que sucede dos veces al año

es mejorable, podemos perfeccionarlo ¿es o no es ésta, época de innovaciones?

una hora es poco, veo vuestra hora y la subo a dos ¡será por horas! nonono, las cosas se hacen bien o no se hacen, doblemos pues

la ruptura del ciclo biológico es un inconveniente, al parecer, con el que también deberemos lidiar; normalicemos lo excepcional, será cada semana

todas las madrugadas de sábado a domingo, a las 3 será la 1 ¡cuánto problema solucionado!

podremos salir dos horas más, y volver a casa a una hora razonable

los vecinos, verán su descanso respetado

los taberneros, evitarán problemas de horario, de ruidos, de denuncias

pedazo de invento, el cambio de hora.

hay un pequeño detalle técnico que resolver, todavía: esas dos horas, deberán ser recuperadas

tiene solución, ergo no es un problema

domingo por la tarde, a las cinco serán las siete

el telefilm dramón de domingo tarde, liquidado

los partidos de fútbol, esos ya sin interés que dejan para el domingo a las cinco, prescindibles, que se los echen a suertes, no se, ¡a quién le importa!

ahí  queda la propuesta… luego, cuando la pongan, que se sepa, que la idea fue mía, sin recompensas, no hace falta, me basta ver lo fácil que se arregla esto

si queremos, claro.

Otra de operadores

Al habla con el servicio técnico de ono, tras reiniciar módem, router, portátil, la cafetera.. no, eso no influye, pero por si acaso:

– ¿Conecta usted por cable al módem o tiene otro equipo intermedio?

– Tengo un router wifi, pero le repito que el problema es que la luz de cable está apagada.

– A mi me sale que están las cuatro luces encendidas – espeta, expresando esa fe ciega que tienen los operadores en su pantallita.

– Estoooo, yo lo estoy mirando fijamente y tiene dos apagadas

– No es que dude de su palabra, pero si le mando al técnico y la luz está encendida tendrá usted que pagarlo.

– Me arriesgaré – sentencio, no sin antes frotarme los ojos y comprobar nuevamente las dichosas lucecitas.

Lecciones prácticas de seguridad en contraseñas

la conversación es real, el nombre de la víctima/alumna es ficticio:

RubiaIngrata dice:

hola

ocupado??

toni dice:

si, pero un descanso no viene mal

RubiaIngrata dice:

ok

sabes como se hace para robar la contraseña de un msn

Lecciones prácticas de seguridad en contraseñas continuación »