Si ya se lo decía yo esta tarde a mi hermana, que me notaba yo distinta, que me sentía yo cuajada. Y aquí está el resultado: embarazada.

          No se cómo se lo voy a contar al padre. Creo que es Raúl, por las fechas me cuadra. Aunque preferiría que fuera Miguel. Es tan guapo, Miguel. Qué bonito sería un hijo con sus lindos ojos. Listo no lo sería mucho, si sale al pobre Miguel. Creo que le conviene más ser hijo de Juan. Juan tiene una carrera, creo que me dijo. Y dinero no le falta, me lleva siempre a sitios caros.

          Bien pensado, más práctico que el padre sea Raúl, él es negro como mi marido.