¡Hasta la vista compañero!
Bueno… ahora si que lo apago.

– Se pueden intercambiar, no interfiere en el sentido de la historia.

– ¿Qué sentido?

– Ya te enterarás, no seas tan impaciente y disfruta del entretenimiento.

– Entonces, intercámbialo. A ver si te queda igual, so listo.

Bueno… ahora si que lo apago.
¡Hasta la vista compañero!

Y fin.

Mucho mejor, hasta aquí el relato. Y ahora te quiero dar la noticia, ¡vamos a tener un bebé!